Diseño de sitios webs

Con la aparición en escena de la World Wide Web a principios de los 90, la complejidad del diseño de los sistemas de información crece enormemente. Esto se debe a que la disponibilidad on-line de cualquier sitio supone la necesidad de satisfacer a una audiencia potencialmente enorme, y por tanto heterogénea en sus características,necesidades, habilidades y objetivos.
A diferencia de las aplicaciones software tradicionales, los sitios web no son productos, sino servicios. No son objetos de consumo tangibles que el usuario disfruta una vez adquiridos, sino el medio a través del cual el usuario compra, se informa, se entretiene, aprende o se comunica. En el caso de que el usuario no consiga sus objetivos o el sitio web no satisfaga sus necesidades, sencillamente lo abandonará en busca de una alternativa, en sitios web de comercio electrónico en busca de la competencia.
Es lógico que la satisfacción del usuario final se convierta en el primer condicionante del éxito o fracaso de cualquier proyecto web. Un usuario satisfecho podría pasar más tiempo en el sitio web, volver a visitarlo o recomendárselo a otros.
La satisfacción del usuario es un concepto complejo y difícil de delimitar, pero entre las variables que la condicionan podemos destacar el diseño del sitio web, el cual modelará la experiencia del usuario, posibilitando o impidiendo al usuario la consecución de sus objetivos. A la satisfacción condicionada por el diseño del sitio web podemos denominarla satisfacción de uso.
Conocer qué factores de diseño influyen en la satisfacción de uso, cómo lo hacen y qué interrelaciones muestran entre ellos, es el primer paso para la composición de un marco teórico que sustente el diseño y evaluación de sitios web centrados en la experiencia del usuario.
El propósito de este artículo es indagar y componer una aproximación teórica a la satisfacción de uso de sitios web, aportando un modelo explicativo desde la perspectiva del impacto de los diferentes factores de diseño en dicha satisfacción.

¿Porque tener su sitio web?
– Publicidad de su empresa los 365 días del año, las 24hs; con una inversión prácticamente irrisoria con respecto a los otros modos de publicidad conocidos.
– De una imagen de profesionalismo y personalidad teniendo sus cuentas de e-mail (email@suempresa.com)
– ¿Quiere mostrar sus productos al mundo? Porque enviarle un costoso catálogo, simplemente facilítele la dirección de su sitio web.
Sus competidores:
o Si sus competidores ya tienen un sitio web, usted no debe quedarse atrás ya que los posibles clientes comprarán al que encuentren en la web.
o Si sus competidores no tienen un sitio web, debe tenerlo Ud. para aventajarlos y acceder antes que ellos a nuevos mercados.
Los plazos:
o A corto plazo se trata de una inversión en publicidad y mejora de la imagen institucional.
o A largo plazo un ahorro en costos de gestión comercial.
Conclusión:
o En materia publicitaria, basta comparar Internet con la radio o televisión. ¿Cuanto costaría un anuncio de 20 segundos en radio o televisión de frecuencia diaria?. Respuesta: muchísimo más, con limitaciones geográficas y con un alto porcentaje que no estará interesado en sus productos.
En Internet en cambio, su anuncio no tendrá fronteras y con una promoción acertada solo será visto por público interesado.
Eso solo en materia publicitaria, la expansión mundial de su negocio a costos ínfimos respecto al mundo físico, en mercados que aún no están, ni mucho menos, explotados.