Posicionamiento Web

Posicionar una cosa significa colocarla en un lugar óptimo. El posicionamiento web se refiere al conjunto de prácticas que deben llevarse a cabo para que una página o un sitio web aparezcan en la primera página de resultados de un motor de búsqueda (léase Google).
El motivo por el cual las empresas deberían preocuparse por el posicionamiento de sus páginas es el siguiente: cada vez es mayor la proporción del tráfico que llega a los sitios web a través de una búsqueda previa realizada en Google, Yahoo, etc. Al mismo tiempo, las estadísticas indican que la inmensa mayoría de los usuarios consultan únicamente las dos o, como máximo, las tres primeras páginas de resultados de los motores de búsqueda. Para agravar la cuestión, el número de personas que mira la segunda página de resultados es varios órdenes de magnitud más pequeño que los que miran la primera página, y así sucesivamente. De manera que, cada vez más, estar bien posicionado en la Web significa que nuestro sitio web aparezca en la primera página de resultados. Como cada página de resultados lista un total de diez sitios, significa quedar entre los diez primeros y, a ser, posible, en la mitad superior, es decir, entre los cinco primeros resultados.
Si lo unimos todo, es fácil ver que disponer de una buena web es solamente la mitad de la cuestión. En un mundo perfecto, bastaría con crear un buen sitio web para que éste quedase bien posicionado de forma automática o casi automática. Pero, ¡sorpresa! nuestro mundo dista de ser perfecto. La realidad es que un sitio web creado hoy mismo por una empresa ya sea para mejorar su posición en el mercado, incrementar sus ventas, mejorar su imagen, etc., puede no cumplir con ninguna de estas expectativas si Google, por ejemplo, no incluye ese sitio en su índice y, por tanto, el sitio estará perdiendo la mayor parte de su destinatarios naturales.
Visto de otro modo: ¿cuánto tiempo puede tardar un motor como Google en poner en su índice un nuevo sitio web? La respuesta es que puede tardar semanas, meses, años o… nunca. El motivo es que, a menos que lo demos de alta directamente en su índice, los programas rastreadores de los motores pueden no encontrar nunca nuestro sitio (o tardar años) si no nos enlaza nadie, es decir, si no hay ningún otro sitio que previamente esté en el índice de tales motores y que, a su vez, enlace al nuestro.